El esquí de travesía, un peligro para las estaciones cuando no están abiertas y se trabaja en pistas

El esquí de travesía, un peligro para las estaciones cuando no están abiertas y se trabaja en pistas

Foto 9 noviembre, Aramón Formigal Panticosa

Lun, 11/11/2019 - 15:46
La temporada de alpino todavía no ha empezado, pero los practicantes de skimo eran muchos este fin de semana en el Pirineo.
Los aficionados al esquí no tienen paciencia: Prueba de ello es que este fin de semana, con las últimas nevadas, algunos parkings de las estaciones de esquí estaban llenos de turismos, campers y autocaravanas.
 
Las pistas de esquí no están todavía abiertas, pero el mimo y cuidado con las que las están trabajando las estaciones son un imán para los esquiadores de travesía en este inicio de temporada.
 
Cuando el manto nivoso todavía no se ha asentado, no existe una base sólida y no se ha probado el material ni el estado físico, las pistas de esquí recién fresadas se convierten en el parque de recreo de los esquiadores de montaña ansiosos de ponerse las pieles de foca y hacer las primeras bajadas.
 
El parking de Candanchú este fin de semana. (Foto: Candanchú).
 
Además, aún no se emiten los boletines oficiales de aludes por parte de organismos como la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) o el Servei Meteorològic de Catalunya, por lo que practicar skimo cerca de las pistas de esquí alpino, o dentro de las mismas, se traduce en un plus de seguridad ante el riesgo de avalanchas.
 
De hecho, este fin de semana se han producido los dos primeros accidentes en zonas fuera pista por casos de avalanchas de nieve. Y ambos han sido en las inmediaciones de estaciones de esquí. El primero ocurrió cerca de Astún y no hubo que lamentar ninguna víctima ni heridos. El segundo alud, que tuvo lugar en una zona fuera pista de la estación austriaca de Sölden, sesgó la vida de dos practicantes de snowboard.
 
Algunos no han podido esperar y tras las nevadas han querido estrenar los esquís en las pistas de Aramón.
 
Rocío Hurtado, técnico en avalanchas, explica en el Heraldo de Aragón, que la nieve ha llegado este otoño de forma precipitada y "no tiene las condiciones adecuadas. Es muy húmeda y ha habido mucho viento. La nieve tiende a deslizar sobre superficies muy inclinadas y lisas, y más aún si esas superficies tienen agua que funciona como lubricante", explica.
 
Las pistas de Aramón Formigal este domingo.
 
A todos estos factores coyunturales se añade otro más moderno y snob, pero que no deja de tener su importancia y está dando mucho de sí en las redes sociales: “ser los primeros en tener la foto estrenando la temporada cuando todavía nadie ha esquiado”.
 
Sin embargo, lo que para los esquiadores de montaña es un motivo de alegría, resulta un quebradero de cabeza para las estaciones de esquí. La presencia de esquiadores en sus pistas cuando éstas permanecen cerradas las exime, en principio, de cualquier responsabilidad en caso de accidente, pero perjudica la labor de preparación de las pistas.
 
Son días en que las máquinas están trabajando, las motos de nieve trastean material para arriba y para abajo y todo ello con la “tranquilidad” de que no hay nadie por pistas. De ahí las advertencias de algunas estaciones en sus redes sociales, como Candanchú: "Aviso, tenemos las máquinas en pistas trabajando. Si eres de los impacientes que quiere hacer una bajada. ¡Cuidado con el cable!".

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar