La presión popular obliga a eliminar el rastro de un oficial nazi en una estación de esquí

La presión popular obliga a eliminar el rastro de un oficial nazi en una estación de esquí

Procedente de Austria, Huber llegó a Nueva Zelanda en 1953 y fue uno de los impulsores de la estación kiwi.

Lun, 26/04/2021 - 13:40
Una campaña de protesta consigue que Mt Hutt borre el nombre de Willi Huber, considerado el pionero del resort neozelandés, de una pista y un restaurante.
La presión popular ha dado sus frutos y Mt Hutt ha anunciado que ha procedido a eliminar las últimas referencias del exoficial de las SS Willi Huber de la estación de esquí.
 
Huber, quien murió el 9 de agosto a los 98 años, era conocido en Nueva Zelanda por ser uno de los padres fundadores de la popular zona de esquí de Canterbury, un legado duradero para él que permanecía con una pista de carreras y un restaurante que llevaban su nombre.
 
La dirección del resort de Canterbury, ha confirmado ha eliminado el nombre de Willi Huber de una pista de esquí y un restaurante tras una protesta en línea y las quejas del Consejo Judío de Nueva Zelanda y el Centro del Holocausto de Nueva Zelanda.
 
Miembro de las Waffen-SS de Hitler, donde sirvió como encargado de ametralladora y luego como artillero en tanques Panzer, Huber ascendió al rango de Hauptsturmführer (equivalente a un capitán) durante la Segunda Guerra Mundial antes de convertirse en prisionero de guerra.
 
Procedente de Austria, Huber llegó a Nueva Zelanda en 1953 con una visa de trabajo de dos años. Guía de montaña de oficio, sentía curiosidad por las montañas y pensó que las visitaría solo por dos años para trabajar y explorar.
 
Justo cuando estaba listo para regresar a Austria, conoció a su futura esposa, Edna. Se quedó y la pareja se casó y tuvo cuatro hijos. Permanecieron juntos hasta su muerte el 9 de agosto, durante 65 años.
 
A principios de la década de 1970 pasó un invierno en Mt Hutt monitoreando el clima y trazando pistas de esquí y cuándo se inauguró el resort en 1973, fue su primer director.
 
Mt Hutt. Foto NZSki
 
Tras la muerte de Huber el año pasado y los informes que se hicieron públicos sobre su vida y legado, Rob Berg, presidente de la Federación Sionista de Nueva Zelanda, inició una petición en línea para borrar el nombre de Huber de Mt Hutt.
 
Posteriormente, los miembros del Consejo Judío de Nueva Zelanda y el Centro del Holocausto de Nueva Zelanda discutieron el tema con Paul Anderson, Director Ejecutivo de NZSki, la compañía que opera Mt Hutt, The Remarkables y Coronet Peak de Queenstown.
 
Después de la reunión, se informó que NZSki solo cambiaría los nombres de la pista de esquí y el restaurante si se presentaban pruebas que vincularan a Huber con los crímenes de guerra.
 
Sin embargo, Huber's Run se eliminó del mapa de pistas de la estación y el restaurante pasó a llamarse Ōpuke Kai. (Ōpuke es el nombre maorí de Mt Hutt).
 
Al confirmar los cambios, Anderson dijo que la decisión se tomó a principios de este año y que los cambios se implementaron en febrero.
 
La presidenta del Centro del Holocausto, Deborah Hart, explica a los medios kiwis que “es importante que no olvidemos lo que sucedió en la Segunda Guerra Mundial - tuvimos muchos militares que dieron sus vidas - y no olvidemos lo que sucedió en el Holocausto. Las Waffen-SS eran elementos críticos del aparato nazi y no deberíamos hacer nada para honrarlas".
 
No obstante, una placa que marca el sitio de una cabaña donde Huber se quedó mientras desarrollaba la estación de esquí no se eliminará. La dirección del complejo asegura que representa un "registro geográfico ... Que en realidad es historia".
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar