Los “secretos” para ganar de Adur Etxezarreta, uno de los referentes del esquí español

901
Entrevista al esquiador de HEAD y de la RFEDI, uno de los corredores más destacados de alpino que nos cuenta “sus secretos” para ganar.

Foto: Adur Etxezarreta.

Lun, 23/03/2020 - 08:01
Entrevista al esquiador de HEAD y de la RFEDI, uno de los corredores más destacados de alpino que nos cuenta “sus secretos” para ganar.

A los 24 años, el corredor del Team Head Adur Etxezarreta Rezola, del Club Esquí Navarra y deportista de la RDEFI, destaca en todas las disciplinas de esquí alpino y se codea con los “grandes” del circo blanco. Para él, la alta calidad del material es algo imprescindible. Una clave de éxito.

Han pasado ya diez años desde que el esquiador navarro, Adur Etxezarreta, cuando solo tenía 14, se alzó con el título de Campeón de España en la categoría Infantil II. Desde entonces, como toca a un esquiador de élite como él, Adur vive a ritmo de esfuerzo y superación constantes y deseando que las lesiones le respeten.

En 2019, se situó en lo más alto del podio español con el primer puesto en el campeonato de España de Súper Gigante en la prueba FIS, en una pista que no olvidará: Era Reina de Baqueira Beret. Consiguió el éxito en esta modalidad de velocidad de esquí alpino con un tiempo de 57 segundos y 40 centésimas.

 
 Lugares de Nieve: La velocidad, primera clave. Para dominar el cronómetro, la calidad del material debe ser muy importante, ¿no?
Adur Etxezarreta: Sí, mucho. Es algo clarísimo. En las disciplinas de velocidad, usar uno u otro esquí puede hacer que ganes o pierdas una carrera. De hecho, en cualquier deporte de alta competición el material es muy importante y en el esquí alpino cobra especial relevancia. Contar con un material de altísima calidad es imprescindible.
 
• LdN: Vas con la marca HEAD…
AE: Sí, esta es la segunda temporada en que voy con la marca HEAD. Estoy muy, muy satisfecho. Sus prestaciones encajan muy bien con mis necesidades. Lo que más valoro de mis esquís es la estabilidad que tienen en curva y lo equilibrados que son en cuanto a su dureza.
 
• LdN: ¿Cuántos pares de esquís tienes? 
AE: Ahora mismo tengo 16 pares de esquís.
 
 
• LdN: O sea, varios por disciplina, ¿no?
AE: Sí. Tengo 7 de descenso, 5 de supergigante, 3 de gigante y 1 de slalom.
 
• LdN: ¿Cómo te gustan los esquís?
AE: Depende del uso que les vaya a dar, de si son para esquí libre o para el entrenamiento de alguna disciplina específica. Depende… Pero, como característica fundamental y básica en todos los casos, me gusta que el esquí sea bastante duro y dinámico para salir rápido de las curvas.
 
• LdN: ¿Y las botas?
AE: Me gusta que sean ajustadas (siempre y cuando no duelan ja,ja…), que sean duras y con respuesta rápida.
 
• LdN: Te muestras muy satisfecho con HEAD. ¿Consideras que hay muchas diferencias entre el material que presenta una marca de competición u otra?
AE: Sí. Sí que hay diferencia, y mucha. Cada marca tiene material diferente y, aunque todos los esquís de competición son buenos, cada uno tiene sus peculiaridades que hace que se adapten mejor a un esquiador u otro. 
 
 
• LdN: Por tanto, los HEAD que usas consideras que son los que se adaptan bien a ti… 
AE: Sí porque, por ejemplo, necesito esquís que en el paso por curva sean más estables y giren más que otros y, según el caso, esquís que me permitan dejarlos correr más.
 
Hace 68 años que el visionario americano Howard Head (que no ‘hit’), ingeniero aeronáutico y pionero, decidió hacer sus propios esquís porque no estaba contento con los que se vendían. Tras muchas pruebas, éxitos y fracasos, en 1950, los esquís fabricados por Howard Head funcionaron en todas las condiciones imaginables de nieve. Howard Head había logrado revolucionar la industria del esquí, alentando a probar el deporte, facilitando el esquí en general y ayudando a las personas a convertirse en mejores esquiadores. La empresa ayudó a popularizar el esquí alpino en los Estados Unidos; El innovador equipo facilitó el giro. En un par de años, se convirtió en el principal proveedor de esquís alpinos en los EE.UU. e influyó en el diseño del esquí en todo el mundo.
• LdN: Una historia de gran éxito movida por lo que tú nos cuentas, Adur: la importancia de que el material se adapte a las necesidades de quién lo use… Los esquís que tú utilizas, ¿son los mismos que se pueden encontrar en una tienda o te los hacen a medida?
AE: No, los esquís que yo uso para correr no se pueden comprar en las tiendas. Son esquís que nos hacen solamente para los corredores.
 
• LdN: Lógico, claro. Si hablamos de adaptación a necesidades, las de un competidor de élite como tú son muy concretas… ¿El esquí de competición sirve para la pista, quiero decir para el uso turístico?
 AE: Depende del nivel del esquiador y de la disciplina para la que sean los esquís. 
 
• LdN: Es decir…
AE: A un esquí de slalom se le puede dar un uso turístico sin ningún problema, pero con un esquí de gigante es más difícil, ya que el radio de la curva es mucho más amplio. Respecto a los esquís de descenso y súper gigante, a no ser que un turista se quiera tirar prácticamente recto a 100 km/h, no servirían.
 
• LdN: ¿En las disciplinas de velocidad es tan importante la técnica como el material? ¿Por qué? 
AE: En el esquí la técnica es muy importante, pero el material puede hacer que ganes o pierdas una carrera. En un deporte que se gana o se pierde en cuestión de centésimas de segundo, los esquís, las botas y las fijaciones tienen una gran importancia. 
 
 
• ¿Qué papel juega el skiman?
AE: Detrás de ese material está el skiman, una figura de capital importancia dentro del equipo. En mi caso tengo la suerte de contar con Antonio Góngora, que es quien cuida de mi material y, gracias a su gran trabajo, cuento con esquís rápidos.
 
• LdN: ¿Qué tipo de esquí recomendarías para:…?
AE: A un principiante: Un esquí con el radio del esquí de slalom, pero más blando.
 
AE: A un esquiador de nivel medio: Un esquí con un radio intermedio entre el de esquí de gigante y el de slalom, pero que siga siendo blando.
 
AE: A un experto: Un esquí que, de construcción, se asemeje al de esquí de competición, pero que sea más polivalente.
 
AE: A un freerider: Un esquí de patín ancho.
 
AE: A un freestyler: Un esquí blando de doble espátula, que de juego.
 
• LdN: Como corredor, ¿qué crees que te queda por aprender siendo aún tan joven?
AE: Todavía tengo que seguir mejorando técnicamente y, sobre todo, tengo que seguir adquiriendo experiencia en las pistas de la Copa del Mundo.
 
• LdN: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?
AE: Verme, verme, no me veo en ningún lado…, pero espero seguir estando en las pistas y compitiendo ya que, si es así, será buena señal.
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar