El flamante medalla de bronce de snowboard ya prepara la Copa del Mundo en La Molina

1583
El flamante medalla de bronce de snowboard ya prepara la Copa del Mundo en La Molina

Regino Hernández celebra su bronce

Mar, 20/02/2018 - 14:00
Regino Hernández regresó a España procedente de PyeongChang consciente de que ha "hecho historia" para el país y su deporte.
El descanso del guerrero no es tal. Y si no que se lo digan a Regino Hernández. El snowboarder ceutí, flamante medalla de bronce en la modalidad de snowboard cross en los Juegos Olímpicos de PyeongChang, no ha parado de dar entrevistas y recibir felicitaciones desde que consiguiera un hito histórico para el deporte español: una medalla olímpica tras 26 años de sequía.
 
 
En sendas entrevistas a La Vanguardia y al diario As, el snowboarder afincado desde niño en Mijas (Málaga) se declara “muy contento, he conseguido hacer historia para nuestro país y nuestro deporte, es increíble”.
 
Sobre sus sensaciones en Corea, Regino cree que idilio con PyeongChang fue casi místico. “En otras carreras he llegado hasta a tener ataques de ansiedad y aquí estaba muy relajado. Sabía que tenía una opción real de podio, porque estaba teniendo mi mejor año, con mucho tacto sobre la tabla y con tiempos de arranque buenísimos”. 
 
 
Regino Hernández iba de tapado, ya todos los focos apuntaban a Lucas Eguibar y esto le benefició. “La cabeza es muchas veces lo que te hace ganar o perder y yo esta vez me notaba superseguro”
 
Hernández dijo que su medalla tiene “varias dedicatorias”, a su amigo Ángel, que era “como un hermano mayor” para él, y a Israel Planas, entrenador del equipo de boardercross español fallecido hace un año.
 
El ‘rider’ ceutí  reconoció que ahora le toca “cumplir un par de apuestas”, pero está “orgulloso de cumplirlas”, entre ellas tatuarse la cara de su ‘skiman’, la persona que prepara las tablas.
 
 
No podrá descansar mucho Regino y es que “ahora tenemos la final de Copa del Mundo, nos quedan tres pruebas, voy séptimo en el ránking, así que a seguir subiendo escalones (...) En ocho días, vamos a La Molina, de ahí a Rusia, de Rusia a Suiza y luego sí habrá parón”, relató.
 
Lo que no se quitará es la barba, que la tiene desde los 18 años y seguirá haciendo actividades extremas. “Mi novia me ha regalado tirarme en paracaídas y estoy deseando. Es que me flipa la adrenalina”. La que siente en su Harley Davidson y en su tabla de snowboard.
 
Así es la primera medalla de bronce en snowboard para el deporte español en unos JJ.OO. Las entrevistas completas en: La Vanguardia y AS.
 
Noticias relacionadas:
 
 
5
Total: 5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar